Familiares de la Residencia Txurdinagabarri aprenden sobre la disfagia en las personas mayores

Curso sobre disfagia en la Residencia Txurdinagabarri de personas mayores

El pasado 17 de diciembre, la Residencia de personas mayores Txurdinagabarri organizó un curso sobre disfagia (dificultad para tragar), al que asistieron 22 familiares de usuarios y usuarias del centro, así como gerocultoras y enfermeras en prácticas.

A lo largo de 4 horas se fueron abordando aspectos teórico-prácticos relacionados con la disfagia. La prevalencia de personas candidatas a padecer disfagia orofaríngea (dificultad para pasar sólidos o líquidos desde la boca y faringe al esófago) se concentra en mayor medida en personas ancianas –en cuyo caso se habla de presbifagia– y en personas enfermas con patología neurológica y con enfermedades orofaríngeas. Circunstancias propias de la edad avanzada como la sarcopenia (pérdida progresiva de la masa muscular y la fuerza), la pérdida de la dentadura y las modificaciones de la estructura bucal, o la xerostomía (sensación de sequedad en la boca) están muy vinculadas a la aparición de problemas de deglución.

Los porcentajes son muy significativos: 100% en la esclerosis lateral amiotrófica, 45% en esclerosis múltiple, 35-45%  en enfermedad de Parkinson, 84% en personas enfermas de Alzheimer, 30% en casos de accidente cerebrovascular (ACV), 25-61% en casos de traumatismo craneoencefálico, 15% en personas mayores de 65 años, 45% en los mayores de 75 años y 56-78% en personas mayores ingresadas en residencias.

Hablamos sobre la importancia de prestar atención a los signos de alerta y de poder evaluar ciertos aspectos importantes a través de la observación, tales como la respiración, a nivel orofacial apreciar si hay tono bajo, escasa movilidad de la lengua o labios, así como una falta de sensibilidad. Aspecto importante en personas de avanzada edad es detectar la existencia de candidiasis en la lengua o xerostomía y de la exploración de la funcionalidad de la disfagia a través de la escala MEC V-V para estimar con qué consistencias y volúmenes hay mayor dificultad  para tragar. Y con dicha información, realizar las modificaciones oportunas o en caso de dudas derivar a especialistas en Otorrinolaringología o Nutrición.

La segunda parte de la sesión fue más práctica, y en ella el público pudo conocer la importancia del tratamiento de los trastornos de deglución. Así, aprendieron:

  • Estrategias posturales que benefician a las personas que presentan presbifagia, como la flexión anterior de cabeza bajando el mentón para compensar la propulsión lingual, aumentar el espacio vallecular y facilitar la elevación y cierre laríngeo.
  • Modificaciones dietéticas que consisten en alterar el volumen y viscosidad de los alimentos para facilitar su deglución, mediante espesantes, copos de puré…
  • Estrategias rehabilitadoras encaminadas a lidiar con los déficits funcionales y anatómicos mediante la ejercitación de la musculatura implicada: praxias (ejercicios con movimiento de los labios, lengua, mejillas y mandíbula), movilizaciones pasivas y activas, tratamiento de la xerostomía (sequedad de la boca) y maniobras de solución de atragantamientos explicadas por una de las asistentes ante las dudas expuestas por los familiares de qué hacer cuando una persona mayor se atraganta.

 

 

Curso sobre disfagia en la Residencia Txurdinagabarri de personas mayores

Curso sobre disfagia en la Residencia Txurdinagabarri de personas mayores

Curso sobre disfagia en la Residencia Txurdinagabarri de personas mayores

Publicado en Aita Menni